Allium sativum, planta maestra

 

¡Hola! ¿Cómo están? Hoy quiero compartirles una curiosidad del Ajo (Allium sativum). Es un bulbo que adoro y siento milagroso en la creación de salud. ☺ Hace muchísimos años, Paracelso escribió que las plantas llevan impresas en su aspecto determinadas señales que nos orientan acerca de sus propiedades (lo que conocemos como la Teoría o Doctrina de las Signaturas, ¡sí, esa de la cual hablo en mis talleres!). Estas preciosuras que guardo aquí son los tallos de algunos ajos. Son huecos, alcanzan entre 40 y 55 cm. y asoman por el centro de las hojas terminando en inflorescencia. Me quiero detener en el aspecto «hueco» del tallo para pensar juntxs acerca de sus beneficios… ¡así es! Es hueco al igual que nuestras arterias. Podemos deducir, entonces, que una de sus principales propiedades es limpiar las arterias; por tal motivo no es de extrañar que su tallo hueco se asemeje a nuestras arterias sanas. ¿No es maravilloso? Debajo les comparto algunas de las tantas bondades de esta planta maestra:

🌼Antibiótica
🌼Antiparasitaria
🌼Diurética y depurativa
🌼Antimicótica
🌼Antiviral
🌼Es sudorífica
🌼Estimula la inmunidad
🌼Reduce la presión arterial
🌼Reduce el azúcar en sangre
🌼Previene la trombosis
🌼Baja el colesterol y los triglicéridos
🌼Vasodilatadora periférica
🌼Facilita la digestión
🌼Es antialérgica
🌼Purifica la sangre
🌼Estimula y regula las glándulas endocrinas

En breve contaré con Tintura madre de Ajo de Casa Alejandrina. ☺ ¡No dejen de consultarme!

Cariños,
Eleonora.
💗💗

Deja un comentario