El abrazo cálido de un baño herbal

Las vacaciones son valiosos momentos que podemos tomar para nosotras/os mismos, ¡y un relajante Baño herbal es especial! 😊🌿
🌿¿Qué efecto tiene? Dependiendo de las plantas que elijamos y de la temperatura del agua, podemos preparar un baño relajante o estimulante, calmante, descongestivo o que nos levante el ánimo.
Los baños abren los poros de la piel, nuestro mayor órgano de eliminación y asimilación. Bañarse en hierbas es sumergirse en una gran infusión curativa. De hecho, varios sanadores importantes administran la mayoría de sus fórmulas herbales mediante baños.

🌿¿Qué necesitamos? Una bañera, un puñado de flores de Lavanda y flores de Manzanilla, aceite para masajes de Lavanda, un pequeño paño de algodón y un pedacito de lana o soga.

🌿¿Cómo lo hacemos? Envolvemos las flores con el paño y añadimos unas 10 gotas de aceite esencial de Lavanda. Atamos debajo del grifo de la bañera. Abrimos la canilla con el agua a temperatura máxima y dejamos que fluya por la bolsita con fuerza hasta que la bañera esté medio llena. Después ajustamos la temperatura del agua. Entre templada y caliente es relajante (cuidado quienes tengan baja presión, se recomienda sumergirse unos pocos minutos); fría es estimulante y tibia es neutra. (No se recomienda hacer cambios bruscos de la temperatura del agua, sino más bien mantenerla constante hasta salir).

No sólo nos beneficiaremos a nivel piel de todas las propiedades de la Lavanda y la Manzanilla, ¡sino que nuestro descanso será maravilloso!

🌿Importante: podemos utilizar distintas hierbas según la terapia que necesitemos (cítricos, aromáticas, maderas, etc). Si no contamos con bañera, podemos preparar las hierbas en un recipiente con agua y verter de a poquito suavemente sobre nuestro cuerpo mientras nos duchamos.
Cariños,
Eleonora.
❤❤

Deja un comentario