El Girasol y su valioso aporte

 

La semilla de esta preciosa hierba (Helianthus annuus) nos brinda vitaminas, minerales, nutrientes y antioxidantes. Es antimicrobiana, reduce el azúcar en sangre, disminuye la presión, es antiinflamatoria, protege de las radiaciones ultravioletas y es cicatrizante. Su aceite posee ácidos poliinsaturados, los cuales nos ayudan a reducir la grasa en sangre, previniendo enfermedades del sistema cardiovascular. Por otro lado, a causa de los fitoesteroles que contiene la hacen especialmente protectora del corazón.

¿Cómo la podemos incorporar?

🌺Aceite de Girasol: como alimento (por todas las propiedades mencionadas) y externamente en casos de eccemas secos, pieles secas, psoriasis y quemaduras.

🌺Semillas: las podemos comer como vienen, quitando su cáscara, ¡como lo hacen los pájaros!, o si no en cocimiento, para los estados de ansiedad y dolores de cabeza.

🌺Flores y hojas: en infusión en casos de resfríos, fiebre y gripe.


Cariños,

Eleonora.

❤❤

Deja un comentario