¿Infusión o decocción?

Al momento de beber una tisana herbal tendremos en cuenta la parte de la planta medicinal a utilizar. Todas las partes duras, como las semillas, corteza, tallos, tronquitos y raíz requerirán cocción para poder extraer mejor sus principios activos (a la raíz y las semillas las machacaremos antes un poquito en el mortero). En cambio, todas las partes sensibles, como los tallos tiernos, hojas e inflorescencia se preparán del mismo modo en el cual preparamos un té en saquito. Aquí debajo encontrarán el detalle de una y otra: 
🌸Infusión: colocamos una parte en una taza y luego añadimos agua hirviendo. Tapamos y dejamos reposar cinco minutos. Luego colamos y bebemos, en lo posible sin endulzar.
🌸Cocimiento o Decocción: echamos la hierba en agua fría y luego ponemos a calentar hasta hervir. Dejamos ocho a diez minutos, vamos bajando el fuego hasta apagarlo del todo. Tapamos el recipiente, dejamos reposar unos cinco minutos y colamos.

Cariños,
Eleonora.

Deja un comentario