Lapachillo amarillo… ¡las abejas te adoran!

 

En mis caminatas, siempre voy atenta a encontrar alguna maravilla. ☺ Hoy, en un terreno baldío asomaba esta preciosura (por el viento, las fotos no salieron muy bien), popularmente llamada Tecoma (por su nombre científico Tecoma stans), Lapachillo amarillo, Guarán amarillo, Tronadora o Trompeta de oro, una especie nativa de América de la familia de las bignoniáceas. «Tecoma» proviene del vocablo azteca náhuatl “tecomaxochitl” que significa flor en forma de copa y «stans» del latín “stare” que significa estar de pie, estar derecho, haciendo referencia a su porte erecto. ¡No saben qué hermosa!
Tiene una copa repleta de flores amarillas que se llenan de abejas. 🐝🐝 Alcanza los 9 metros de altura y florece en primavera. Se reproduce de manera silvestre por semilla. Si deseamos cultivarla, podemos hacerlo por semilla o esqueje. Las semillas son difíciles de extraer pero no imposible; se obtienen de las vainas que aparecen luego de la floración. Atenti porque no tolera el frío y necesita mucho sol. 🌞 Pero esta hermana verde no sólo es bella, aromática y atrae abejas y mariposas… también posee propiedades medicinales. Sus hojas y corteza seca reducen el azúcar en sangre, siendo muy útil en casos de diabetes. Es muy buena en malestares estomacales como mala digestión, acidez, gastritis o problemas de hígado y vesícula. Además, por su buen número de alcaloides, es sedante y analgésica, siendo muy popular masticar sus hojas para el dolor de muelas. La raíz se prepara en cocimiento como diurético, para bajar la fiebre o expulsar lombrices. A nivel piel se emplea para reducir sarpullidos e irritaciones. 
Sí, ¡plantemos nativas!

Cariños,
Eleonora.
💗💗

Deja un comentario