¿Qué es el Comercio Justo y por qué Casa Alejandrina adhiere a esta valiosa iniciativa?

 

Cuando comencé a vender hierbas medicinales quería fundamentalmente cuatro cosas: 1) que llegue a muchas personas un poquito de hierba medicinal; 2) que sean de buena calidad; 3) que se preserve el medioambiente, la salud de las plantas y que no se extingan; 4) la interacción humana y sus labores. Entendí que era una forma de consumo consciente y responsable. Por este motivo es que sólo vendo hasta cierta cantidad, porque quiero que el mayor número de personas posible accedan a una hierba de calidad y a su vez no fatigar a la naturaleza. Ante la intensa demanda existente en Buenos Aires, no es mi intención abastecer a unas pocas personas que llevan casi todo el stock. No es la modalidad que me interesa como así tampoco la tierra trabaja de ese modo.
En este sentido, entre todas las definiciones que encontré de Comercio Justo, comparto la siguiente, extraída de la página de la Coordinadora Latinoamericana y del Caribe de Pequeños Productores y Trabajadores de Comercio Justo (CLAC):

«El comercio justo es un movimiento social global cuyas experiencias pioneras empezaron a finales de 1940 como respuestas alternativas al fracaso del modelo de comercio convencional. El comercio justo busca promover patrones productivos y comerciales responsables y sostenibles, así como oportunidades de desarrollo para los pequeños agricultores, campesino y artesanos en desventaja económica y social, respecto a los actores dominantes en el mercado.
El comercio justo es un modelo comercial que pone al centro los seres humanos y la sostenibilidad social, económica y ambiental de las sociedades; dignificando el trabajo, respetando el medioambiente y fomentando una gestión responsable y sostenible de los recursos naturales.
El comercio justo facilita a los pequeños productores organizados un acceso directo al mercado en condiciones justas y equitativas, creando un canal de comercialización sostenible, solidario y de calidad, lo más directo posible entre productores y consumidores. Con el ánimo de que se reconozca dignamente el trabajo de los productores y sus organizaciones, de modo que los consumidores se comprometan con el desarrollo de sus comunidades. Además, busca garantizar a los trabajadores agrícolas y artesanales condiciones de trabajo dignas, promoviendo su asociatividad y empoderamiento.»

Cariños,
Eleonora.
💗💗

Deja un comentario