¿Sabías que? El Orégano…

Por tradición, sabemos que esta maravillosa aromática es un valioso tónico digestivo, pero no sólo nos aporta ese beneficio. Dentro de sus innumerables propiedades, unos científicos taiwaneses descubrieron que los compuestos del Orégano (Origanum vulgare) podían revertir las manchas de la edad y ser utilizado en recetas caseras para blanquear la piel. Por otro lado, observaron que la administración diaria de aceite de Orégano podría ser eficaz en la prevención o tratamiento de la candidiasis (infección por hongos). Por tal motivo, por ejemplo, sería muy útil en baños de asiento cuando tenemos hongos vaginales. El Orégano inhibe por completo el crecimiento de la C. albicans. El aceite detiene el crecimiento de esta levadura y desafila los filamentos –semejantes a extremidades– con los que penetra en los tejidos.
Esta preciosa herbácea de aroma penetrante prospera bien en varios tipos de suelos, ya sean húmedos como un tanto áridos. Le gusta el clima templado a templado cálido y podemos multiplicarla por semilla, esqueje o división de matas. ¡Sumarla a tu jardín o balcón es una gran decisión! 😊

Cariños,
Eleonora.
💚💚

Deja un comentario