Sopa, calor de hogar

¡INVIERNO = SOPA! Un plato de sopa de ajo, puerro, cebolla morada, espinaca o acelga, brócoli, apio, papa, batata, zanahoria, zapallo y zapallito nos aporta los siguientes activos, vitaminas y minerales en un ratito: vitamina C, hierro, potasio, fósforo, magnesio, folato, ácido pantoténico, riboflavina, hidratos de carbono, proteína vegetal, fibra, calcio, zinc, vitamina A (carotenos), vitaminas B1, B2, B3, B5, B6, B7, B9, colina, vitamina E, K, quercetina (muy importante en tiempos de covid), fitoesteroles, ácidos grasos omega-3, selenio, sodio, yodo, manganeso y agua.
Pero un plato de sopa de vegetales, no sólo nos ofrenda una maravillosa nutrición. Antes de llegar a la olla, experimentamos un contacto íntimo con los frutos de la tierra.
Mientras lavan y cortan el zapallito, la papa, el apio, la espinaca o el ajo, ¿sienten en profundidad su aroma? ¿Hacia dónde los transporta?

Cariños,
Eleonora.
💚💚

Deja un comentario